¿PUEDO SER FAMILIA DE ACOGIDA?

PUEDO SER FAMILIA DE ACOGIDA

¿Qué necesito saber?

 

Son familias que temporalmente cuidan, atienden las necesidades básicas de los/as menores y les integran en sus propias familias.

Cualquier persona adulta o familia mayor de 25 años, con o sin hijos, independientemente de su estado civil, que pueda ofrecer al/la menor un ambiente estable.

Es un proceso de información, formación y valoración.

Las familias de acogida reciben apoyo técnico y supervisión especializada durante todo el proceso, especialmente en los momentos más sensibles, como los primeros encuentros, las visitas u otras eventualidades que pudieran dificultar la adecuada adaptación de los/as niños. Igualmente, reciben apoyo para sufragar los gastos derivados directamente del acogimiento del/a menor.

Menores hasta los 18 años, con las necesidades propias de su edad, también pueden ser grupos de hermanos o menores con necesidades especiales.

Menores que presentan necesidades especiales, ya sea por su edad, por ser grupos de hermanos o por sus capacidades diferentes.

El acogimiento familiar ofrece al menor:

  • Ambiente familiar estable.
  • Trato individualizado.
  • Posibilidad de crear nuevos vínculos afectivos, manteniendo y fomentando los existentes con su familia de origen.

Las familias de origen de estos/as menores no pueden ejercer sus funciones parentales por diversos motivos, adoptándose una medida de protección sobre el/la menor (tutela administrativa), lo que hace necesario proporcionarles una familia de acogida temporalmente que atienda y cubra las necesidades del/a menor.

Depende de los casos, en algunas ocasiones proceden de convivir con su familia de origen y otros casos han estado previamente en hogares de acogida (acogimiento
residencial).

Depende de las circunstancias concretas del menor, de su familia de origen y de la familia acogedora; por lo tanto el acogimiento es temporal, puede durar desde meses hasta años, incluso hasta que cumplan la mayoría de edad.

Cada caso de cada menor es único, se estudia individualmente, se trabaja para que los/as menores retornen con su familia de origen, si esto no es posible, se valoran las medidas más adecuadas a sus necesidades.

El acogimiento familiar se caracteriza por ser temporal, consiste en dar al menor un ambiente familiar que sustituye al suyo durante el tiempo que sea necesario; generalmente se mantienen vínculos y visitas con su familia de origen.

La adopción es una medida definitiva, se otorga la paternidad a los padres adoptivos.

Son medidas de protección, diferentes e incompatibles; existen dos bolsas una de acogimiento y otra de adopción, no se puede estar en las dos bolsas al mismo tiempo.

En ningún caso la familia de acogida puede elegir al menor; desde el equipo de menores se estudia el caso de cada menor y se selecciona la familia de acogida que mejor se adapte a las necesidades del/la menor.

Normalmente los/as menores mantienen un régimen de visitas con sus familias de origen, se suelen realizar fuera del domicilio de la familia de acogida.

La Consejería de Bienestar Social de la Junta de Castilla-La Mancha

Contactando con el equipo de menores que está ubicado en:

Dirección Provincial de Albacete:
Paseo Pedro Simón Abril, 10. 02071.
Teléfono: 967 558000, correo electrónico: acogimiento.bs@jccm.es


Dirección Provincial de Ciudad Real:
Calle Carlos López Bustos, 2. 13003.
Teléfono: 926 27 62 00, correo electrónico: acogimiento.bs@jccm.es


Dirección Provincial de Cuenca:
Calle Lorenzo Hervás y Panduro, 1. 16071.
Teléfono: 969 176800, correo electrónico: acogimiento.bs@jccm.es


Dirección Provincial de Guadalajara:
Calle Julián Besteiro, 2. 19071 Teléfono:
949 885800, correo electrónico: acogimiento.bs@jccm.es


Dirección Provincial de Toledo:
Calle Río Guadalmena, 2. 45071. Teléfono: 925
269069, correo electrónico: acogimiento.bs@jccm.es