ORIENTACIÓN EN SITUACIONES COMPLEJAS

 

 

SITUACIONES COMPLEJAS

ORIENTACIÓN EN SITUACIONES COMPLEJAS

 

 

En algunas ocasiones, cuando las familias están inmersas en situaciones de crisis familiar, requieren una orientación en la mayoría de los casos de carácter multi e interprofesional, que preserve el bienestar emocional, físico y relacional de todos los miembros de la unidad familiar, en especial de los niños y niñas

 

 

La convivencia familiar, supone que nuestras relaciones familiares conlleven afecto, comunicación, respeto, seguridad y bienestar.

 

MEDIACIÓN Y ORIENTACIÓN FAMILIAR

El acuerdo es necesario

 

Ante situaciones de conflicto familiar, la orientación familiar ayuda a mejorar las relaciones y a manejar el conflicto. Este servicio, se dirige a familias que por distintos motivos se encuentran en una situación de crisis: parejas que hayan decidido separarse y esta situación tenga como consecuencia un coste emocional para toda la familia; familias que demandan asesoramiento con el fin de optimizar su relación, familias que tienen dificultades en la convivencia, que se sienten desbordadas por los problemas relacionados con sus hijos e hijas adolescentes, etc.

Cuando la pareja ha decidido poner fin a su convivencia la mediación ayuda:

  • A alcanzar acuerdos.
  • A compartir la responsabilidad respecto a los hijos e hijas.
  • A favorecer una adecuada adaptación de todos los miembros a la nueva situación familiar.

Ante situaciones de conflicto familiar... la orientación familiar ayuda a mejorar las relaciones y a manejar el conflicto.

Con la atención especializada de un equipo de profesionales en las áreas psicológo, social y jurídica.

 

 
 

PREVENCIÓN DE CONDUCTAS DELICTIVAS

 

¿Qué es?

Un programa orientado a la prevención de conductas delictivas y situaciones de conflicto social en niños y niñas menores de 14 años. A través de una metodología grupal, participativa, dinámica e interactiva se fomenta el papel activo de los y las participantes en la adquisición de conocimientos, así como en la reflexión, toma de conciencia y las consecuencias de sus actos, implicando en este proceso a sus familias.

 

¿A quién va dirigido?

 

El programa está dirigido a niños y niñas de edad inferior a 14 años y sus progenitores que hayan realizado un comportamiento tipificado como delito, y que debido a su edad no tienen responsabilidad penal, siendo inimputables. Igualmente podrán participar aquellos niños y niñas que presenten conductas disruptivas y se encuentren en situación de vulnerabilidad y/o riesgo de exclusión social y que los y las profesionales de los servicios sociales de Atención Primaria consideren positiva su incorporación al programa como herramienta de prevención ante futuras conductas delictivas.

Sus objetivos son:

  • Sensibilizar e informar sobre las consecuencias que tiene la comisión de hechos delictivos, promoviendo la adquisición de recursos personales, sociales y familiares que les permitan reflexionar y actuar de forma preventiva, ante posibles conductas o situaciones inadecuadas y/o delictivas.
  • Dotar a padres y madres de habilidades y recursos parentales que les permitan promover un contexto educacional y familiar positivo, a la vez de disminuir los factores de riesgo de una futura aparición o reiteración de conductas antisociales o predelictivas.

 

¿Cómo puedo acceder al programa?

 

La incorporación al programa requiere una valoración previa por parte de los profesionales de los servicios sociales de Atención Primaria.

 
 

VIOLENCIA FAMILIAR

 

La convivencia familiar, supone que nuestras relaciones familiares conlleven afecto, comunicación, respeto, seguridad y bienestar. En ocasiones, se complican y pueden aparecer actitudes violentas de tipo: físico, psicológico, emocional, económico, etc. que causan daño, malestar y afectan al desarrollo personal y social de todos los miembros de la familia.

Un tipo de violencia familiar es la violencia filioparental que consiste en actitudes violentas, reiteradas en el tiempo, ejercidas por las y los hijos hacia los padres y madres o hacia aquellas personas que ocupen su lugar.

 

¿Qué puedo hacer?

 

Ante esta situación y la dificultad que conlleva, el Programa de Prevención e Intervención en violencia familiar, cuenta con la atención especializada a aquellas familias en las que se dan situaciones de violencia, explícita o implícita, así como la prevención en aquellas familias que pueden encontrarse en situación de riesgo. A través del apoyo de profesionales especializados/as es posible aprender nuevas formas de relación:

Sus objetivos son:

  • Gestionando de forma política los conflictos.
  • Favoreciendo una comunicación en familia.

 

 

 

Garantizando el derecho de los niños y niñas a relacionarse con ambos padres, así como su seguridad.

 

PUNTOS DE ENCUENTRO FAMILIAR

Velando por los derechos de la infancia

 

El Punto de Encuentro Familiar es un espacio neutral y acogedor que garantiza el derecho de los/as niños/as a relacionarse con ambos progenitores. El programa ofrece una intervención temporal de carácter psicosocial y socioeducativo en situaciones de conflicto familiar debido a separación, divorcio o ruptura de pareja.

ENLACES DE INTERÉS

 

 

 
 

INTERVENCIÓN EN ABUSO SEXUAL INFANTIL

Reparando el daño

 

El Programa de Prevención e Intervención en Abuso Sexual Infantil presta atención integral y especializada tanto a niños y niñas que han sido víctimas de este tipo de maltrato, como a los agresores menores de edad, así como a las familias de ambos. Asimismo, tiene como objetivo facilitar orientación e información a los profesionales que puedan estar en contacto con menores víctimas de abuso sexual, apoyando su intervención. La atención psicológica, social y jurídica, se lleva a cabo por profesionales especializados, que trabajan de forma coordinada, tanto a nivel interno como externo.

Respuesta integral a las situaciones de abuso sexual

  • Atención psicológica y jurídica a los y las menores que han sufrido abuso.
  • Abordaje con los y las menores que han cometido agresiones con el fin de detener la conducta y prevenir su reaparición.
  • Apoyo a las familias de ambos por parte de profesionales especialistas.
  • Sensibilización social sobre el fenómeno.